24 marzo 2011

Ana Rosa Quintana ante el juez en calidad de imputada

Ana Rosa Quintana ha tenido que declarar ante la magistrada de instrucción número 43 por la entrevista que realizó a Isabel García, pareja de Santiago del Valle, entrevista en la que confesaba que había sido su marido quien mató a la niña Mari Luz Cortés.

El motivo de esta comparecencia es que existe una grabación en la que se ve cómo hicieron la entrevista. En él aparece Isabel García, que recordemos es minusválida psíquicamente, rodeada de periodistas y según la acusación estos periodistas utilizaban técnicas cercanas a la coacción para lograr la confesión de Isabel.
La magistrada ha pedido dicha grabación completa.

Un representante legal de Antena 3 así como 4 periodistas de Antena 3 y otros 4 de Telecinco han sido llamados a declarar en calidad de imputados por la mañana, Ana Rosa lo hizo por la tarde así como el periodista de telecinco Ignacio Abad, ambos también como imputados como todos los anteriores.
La Juez investiga si todos los llamados a declarar cometieron delito de coacción.

La archipopular Ana Rosa Quintana no quiso dejarse ver en ningún momento en todo este trance y así llegó a los juzgados en coche con lunas tintadas y entró por la misma puerta por donde entran los magistrados, por ahí se dice que gracias a un amigo juez. Su defensa es, según ella, que su trabajo se limita a leer los textos que le ponen y a seguir el guión del programa.

En el caso de que esto sea cierto, desde aquí nos preguntamos hasta dónde pueden llegar unos periodistas para ser líderes de audiencia y nos preguntamos también quién es Ana Rosa Quintana para poder entrar a los juzgados por la puerta de los magistrados.




—Pues que risa Maria Luisa, si la entrevista es buena se pone medallas la señora y si la entrevista es examinada por posible delito entonces yo no he sido más que la que lee las preguntas.
—Manly no le des vueltas, aquí el que no corre vuela.




Publicado por ©Manly





2 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

A los policias es lo que se les deberia de caer la cara de vergüenza por no saber hacer confersar ni a una disminuida psiquica.

lores dijo...

Nunca me ha caido bien esta mujer, ni ahora ni cuando se descubrió que su libro era un plajio total.
Pero ahií sigue, con colaboradores que dejan mucho que desear y me parece que ella es de las que tira la piedra y luego esconde la mano.
sniff