07 mayo 2011

Lo burdo del polígrafo de Coyote Dax

7 Mayo 2011-05-07

Coyote se sentó ante al polígrafo ayer noche, cobró por ello pero no se arriesgó. Como listo que es le tendió una trampa a la poligrafista de telecinco que cayó como una ingenua.

Antes de las preguntas en cuestión, en la etapa previa a la prueba, fuera de cámara, escribió un número sobre un papel y le retó a la poligrafista a que acertara si entre los números que ella le decía en voz alta mentía o no al decirle que sí era el escrito por él. En esta pseudo-prueba falló el polígrafo y cuando Jorge Javier el presentador del programa De luxe donde se presentaba la cuestión, ya en directo, Coyote contaba lo que había hecho como prueba de que saliera lo que saliera en el resultado final no tenía por qué ser la verdad.

Ante esto nos preguntamos por qué la poligrafista se dejó embaucar de esa manera tan pueril y además no le dijo nada al programa para que hicera algo al respecto.
En sengundo lugar nos preguntamos cómo la poligrafista no le dijo a Coyote que la máquina de la verdad es una máquina que se supone recoge las alteraciones que se producen en una persona cuando dice la verdad o no al respecto de una circunstancia que le produce emoción y no una máquina que simplemente adivina lo que has escrito.

De todas formas lo que salió en le polígrafo fue:


¿Te enamoraste de Marta? Coyote dijo que no y la máquina dijo que MENTÍA
¿Te acostaste con Sonia? (una amante que le ha salido) Coyote dijo que no y la máquina dijo que MENTÍA
¿Le has sido infiel a tu mujer estando casado? Coyote dijo que no y la máquina dijo que MENTÍA







—Manly, de la sarta de insultos que hubo no dices nada
—No Pirmaky, tratándose del programa de Sálvame ya se entiende que hay insultos de por medio.







Publicado por ©Manly

1 comentario:

Cuba dijo...

La polígrafista no ha caído en la trampa ni nada, el Coyote ha engañado a la máquina y la polígrafista se ha limitado a hacer lectura del resultado de la máquina. Mentir, sobre cualquier tema, produce alteración emocional y la máquina, de ser fiable, habría captado la trampa del Coyote. Queda demostrado la poca fiabilidad del polígrafo (o de la lectura errónea de la polígrafista).
Jorge Javier ha explota en ira porque él y todo su equipo ha sido ridiculizado por un tío muy inteligente que no les ha dado respiro. Bravo Coyote.