03 junio 2014

¿Leonor rima con cambio de Constitución?

El Rey de España, Juán Carlos,  ha abdicado, le sucede su hijo Felipe.

Le sucede él porque en línea de sucesión le compromete al hijo mayor varón en línea directa. La próxima en heredar según todos los pronósticos será la hija de éste: Leonor que cuenta ahora con 8  años. Pero claro, para que sea esta la sucesora hay que cambiar la Constitución porque Felipe y Leticia no tienen hijos varones y por lo tanto la sucesión tendría que pasar  a su sobrino. Pero no importa todo eso, todos los medios informativos dan por hecho que será Leonor la nueva princesa y después a su debido momento reina de España.


Todas las voces políticas dicen, desde ya hace mucho tiempo, que es sencillo el tema, se cambia la Constitución y listo, nadie se plantea que haya en esto problema alguno. Y aquí vamos nosotros y decimos lo siguiente: están los catalanes que quieren votar por su independencia y les dicen que no pueden porque la Constitución no lo contempla; Está el Senado que cuenta con cerca de trescientos generosos sueldos, que nadie sabe bien para qué sirven, pero no se puede cambiar porque también hay que cambiar la Constitución;  Hay tantos temas de importancia suprema que están parados sin remedio alguno porque achacan algo menos que la Constitución es inamovible y sin embargo para que Leonor sea algún día reina no hay problema alguno, para eso sí que se puede cambiar la Carta Magna en un plis plas. ¿Esto qué essssssss?. Pero dónde está la cordura, dónde está la línea del horizonte.., nos la hemos dejado robar con guante blanco,  nos toman por lerdos y lo peor es que nos dejamos.




—Pirmaky, ellos se lo guisan y ellos se lo comen
—Ya te digo, Manly




©PyM

1 comentario:

Ricard Pardo dijo...

Yo no hablaría de cordura. Aquí no hay nadie lo suficiente loco como para poner la cordura encima de la mesa. Yo hablaría de morro. De eso si hay. Digamos que la charcuteria es la industria nacional de las españas. Entre chorizo y morro de cerdo se cuece el cocido.
En las españas no hay constitución. Hay una navaja suiza. Sirve para todo. Para todo menos para lo que debiera servir: la salvaguarda de las libertades de los ciudadanos.
Hoy mismo, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, se ha referido a la posibilidad legal de la celebración de una consulta sobre la instauración de una República en España señalando que "lo que está en la Constitución está en la Constitución y lo que no está no existe en la vida política y social de España"
Como dijo el añorado profeta Pepe Rubianes: Que se vayan a cagar a la playa