04 febrero 2015

El Ayuntamiento de Madrid y los jardines. Otra asignatura pendiente.


Dos muertes han sido necesarias para que el Consistorio estudie el estado de los miles y miles de árboles que tenemos en Madrid.

Según este estudio, la antigüedad, altura y el gran volumen que tienen algunos ejemplares, serían el motivo de tanta siniestralidad de los mismos en estos últimos meses. También añaden que en referencia a los que se encuentran en el Retiro  las causas no solamente son las anteriormente señaladas sino también “heridas graves” y pudrición a la altura del cuello de la raíz.

Con las mismas van a talar 3.231 árboles de los 300.000 analizados. Eso si, solo se habla de la zona centro, en la periferia, como Vallecas, Santa Eugenia, Moratalaz, quedan fuera del análisis y eso que uno de los accidentes mortales fue precisamente en Vallecas.

Hasta ahí lo informado por el  Delegado de Medio Ambiente y Movilidad Diego Sanjuanbenito, pero ahora nosotros preguntamos: ¿seguroooooo?  ¿seguro que es ese el problema? ¿Y acaso no tiene nada que ver los recortes que ha habido en jardinería?

Jamás hemos visto una desidia tan grande como la que se ve ahora en Madrid, en todos los ámbitos. Los jardines están olvidados, están sucios. Dónde habrán quedado los tiempos en los que se regaban diariamente, se podaba en su momento debido… Ahora no, y no es porque no sepan quienes de ellos se ocupan sino que simplemente no hay suficientes trabajadores que puedan atender debidamente la cantidad de jardines que hay en Madrid, porque eso es otra, no dejan de hacer jardines..

Según CCOO, en 2007 había 335 jardineros municipales, en 2014 hay 230
Felix Carrión,  secretario de Acción Sindical de Construcción y Servicios de CCOO de Madrid, declaró que no es normal que se caigan tantas ramas, que todo esto se puede deber a la desaparición de la empresa de arbolado, dedicados exclusivamente a los árboles urbanos, todos esos trabajadores están dedicados ahora a otras labores.
Los recortes y podas se han reducido en un 35% cuando se tenían que haber duplicado por la sequía en la que nos hemos encontrados que ha hecho se sequen muchas plantas.

¿Acaso cree alguien que se puede recortar un presupuesto y con ello no alterar el resultado? Pues aquí lo tenemos: 2 muertos por caída de árboles y multitud de accidentes.


Seamos serios y llamemos a cada cosa por su nombre.



—Pirmaky, qué dirá Thor, nuestro director, de todo esto?
—Manly, a mi me ha dicho que le vayamos preparando un wc para él en la oficina, que se le han quitado las ganas de acercarse a un árbol.
—Ufff... no me extraña



©PyM


1 comentario:

F. Puigcarbó dijo...

la mejor soluciòn seria la solución Monzó, arrancarlos todos y ponerlos de plàstico, asi se acaba definitivamente con el problema de caidas o incendios.