25 junio 2015

Guillermo Zapata, a la calle ¡¡¡¡

Zapata ha sido imputado por la Audiencia Nacional por un supuesto delito de humillación a víctimas del terrorismo.

A estas alturas ya todos conocemos los tuits que Zapata subió en su día. El se defiende diciendo que eran de broma. Pobre argumento porque la cuestión es  que hay personas que ni en broma se nos ocurriría decir esa harta de brutalidades. ¿Sr. Zapata, dónde pone usted el límite de la broma? ¿Sería capaz de subir tuits “de broma” pero “de broma” de esta índole, cuyo protagonista fuese alguien de su familia o de su partido político?  Si su respuesta es “si”, entonces usted no tiene remedio. Si su respuesta es “no” entonces es lo que nos temíamos.
Otros dicen que si el contenido de los tuits lo hubiese dicho en un bar no pasa nada, pues mire, si lo dice en un bar y lo escucha alguien que quiere denunciarlo pues estamos en las mismas porque hay cosas que hay que respetar, y quien no las respeta tiene que asumir sus consecuencias

A ver, lo voy a decir claramente: PyM, ciudadanos de Madrid, no quiere que este señor ocupe un puesto de Concejal en el Ayuntamiento, les avergüenza que alguien  capaz de escribir y lanzar  voz en grito (Internet) las cosas que él escribió, que aquí de ninguna manera vamos a reproducir,  les avergüenza que represente un escaño de su ciudad, y también teme. Teme porque lo que hablamos, lo que hacemos, es prolongación de cómo somos, y no nos gusta para nada para nada, este hombre.

A mí que Irene Villa le quite importancia me parece genial por ella, pero también habría que preguntar a los judios,  a Gallardón, a la familia de Marta del Castillo o de las niñas de Alcasser… porque ha faltado respeto a quien le ha venido en gana, demostrando una falta de sensibilidad y de empatía muy preocupante, muy muy preocupante.   
Hay cosas que tienen que ser juzgadas por oficio.  Cuantas víctimas hay de malos tratos que no acusan a sus maltratadotes, o cuando matan a alguien, que yo sepa el muerto no tiene que poner denuncia alguna. Ya, no es el caso, pero se me viene a la mente.

Manuela Carmena y ahora Colau (que digo yo que si no tiene bastante con Barcelona) y otros de Podemos, le arropan y sacan la cara por él. Pero vamos a ver, ¿vosotros sois aquellos que veníais impolutos y prometíais seguir siéndolo? A ver si al final “la casta” de la que tanto hablabais os ha abducido. Que si, que algo tiene que tener ser político para que quien lo sea se apotrone en su escaño.

La portavoz del Gobierno de Madrid Rita Maestre declara que tenía sentido que dimitiera como concejal de Cultura y Deportes pero no como concejal de distrito porque no expresaba opiniones en esos tuits. Esto es inaudito,  entonces los concejales, argumentando que bromean pueden meterse con las víctimas del holocausto? Sra Maestre ¿Y si se tratara de un concejal del PP, también sería correcto y no debería dejar su escaño?


Hay que cesarlo a él y a cualquiera que sea capaz de expresarse como  esta persona hizo, ya sea en twitter, en un bar, o en el mismo Parlamento, sea del partido que sea.  
Alguien que se dedique a la política tiene que ser una persona honorable  y parecerlo.



—Pirmaky, que salimos de Málaga y nos metemos en Malagón ¡¡¡
—Si Manly, si.




©PyM

No hay comentarios: