19 julio 2010

Los controladores se pasan la crisis por el arco de cuchilleros

Ya se sabe que viniendo el verano la crisis nos da un breve respiro: se firman más contratos temporales, sube el número de alquileres de hospedajes, de vehículos, billetes de tren, restauración… es decir, el dinero circula con más alegría dentro de España e incluso nos traen divisas de fuera, pero claro, a los controladores todo esto les da igual, se ponen de huelga y se empieza a anular estancias veraniegas y todo se estanca.

Estos señores quieren seguir como hace un par de años que eran el rey del mambo ¿y qué se les ha ocurrido ahora? Ponerse todos malos al mismo tiempo. Pero se les ha olvidado aquel refrán que dice que “no hay nadie que sea más tonto que uno mismo” y por lo tanto nadie se ha creído eso de que están estresados supuesto motivo de la baja en grupo.

Yo haría doble investigación, una de ellas a esos supuestos trabajadores que quieren seguir cobrando (ahora a costa mía de lo que yo aporto a la seguridad social) y otra investigación a todos aquellos médicos que les hayan firmado la baja por su evidente responsabilidad.

A José Blanco les diría que una alternativa a tomar es que pida curriculums al resto de Europa que seguro que debe de haber muchos controladores que cobran incluso menos que los que ya hay contratados aquí y que quien no trabaje que ni estrés ni rábanos en vinagre, a la calle directamente que ya hay sustituto.


El caso es que ya está bien de que siempre seamos los mismos los que paguemos los platos rotos, que alguien mire por el españolito de a pie, ese que se levanta al ser del día y trabaja en una empresa que por pequeña no tiene sindicato que quiera representarle, que coge el metro y resulta que está cerrado por huelga sin mínimos y tiene que ir andando a su trabajo, que acude al ambulatorio de su municipio y resulta que están de huelga y sólo reciben a las urgencias, que pone la televisión para evadirse y tiene la carta de ajuste por huelga de los trabajadores, que quiere coger el avión porque ya ha pagado una estancia vacacional y resulta que se queda tirado en el aeropuerto porque los controladores están en casa estresados.

Esto, esto es de juzgado de guardia.




—Pirmaky, yo a todos los del estrés les echaba para que supieran realmente qué es un estrés y a los médicos que les han dado la baja les hacía a ellos pagar de su bolsillo lo que cuesta a la s.s. una baja.


Firmado por Pirmaky

2 comentarios:

Jesús dijo...

Todos esos que han cogido la baja por estres, a la puta calle.
No cabe duda que gente tan emocionalmente sensible no puede hacerse cargo de un trabajo de tanta responsabilidad.

lores dijo...

Que cara tienen.Lastima que no se les pueda echar a la p calle.Si a mi me pidieran una baja, aunque sea médico, tendrian que estar muy, pero que muy malitos y aún así, ya veriamos...
Mana