27 agosto 2011

Reaparecen las caras en Bélmez en una habitación clausurada notarialmente durante 6 meses

27 agosto 2011


Hace 40 años Bélmez de la Moraleda, un pueblo de menos de 2000 habitantes del parque natural de Sierra Mágina, en la provincia de Jaén, pasó a ser noticia por unas extrañas manchas de origen desconocido en las paredes y suelos de una de sus casas. Estas manchas reproducían rostros humanos.

La casa era propiedad de María Gómez y vivía allí con su marido Juán Pereira y su hijo Miguel. Una mañana María observó en el suelo de su cocina dichas manchas que pronto atrajeron la curiosidad de periodistas y más tarde la visita de científicos los cuales después de estudios realizados certificaron teleplastias y psicofonías en distintas estancias de aquella modesta casa, convirtiéndolo en el fenómeno paranormal más conocido en España.

. En el mismo año en el que por primera vez aparecen las caras, 1971, la propiedad decidió excavar el suelo de la cocina por ver lo que había abajo y así acompañado por el maestro de obras del ayuntamiento de Bélmez y a una profundidad de cerca de 3 metros hallaron multitud de huesos humanos, curiosamente ninguno de ellos era de cráneo. Consultados la historia de los terrenos en el Municipio, se destaca que dicha casa así como la casa conlindante y parte de la Iglesia se levanta sobre lo que hace mucho fue un cementerio También aparecen en el ayuntamiento denuncias muy antiguas de casas adyacentes a esta donde los vecinos dicen escuchar voces extrañas así como ver figuras en los patios colindantes a estas casas. Una y otra vez el hijo de María, Miguel, asustado por dichas figuras picaba el suelo y enlucía de nuevo con cemento, pero de nuevo resurgían.

María Gómez murió en el año 2004 pero esto lejos de poner fin al suceso, toma más fuerza cuando dichas manchas aparecen ahora en otra casa, en la casa donde nació, en el mismo pueblo, casa que ahora es habitada por sus dos sobrinas.

Hace 6 meses se picó una pared de una habitación de esta casa donde aparecían dichas caras, se enyesó y se cerró la habitación poniendo dicha llave bajo disposición notarial. La misma notaría que hizo el precintó acudió acompañada por investigadores y medios de comunicación, al abrir dicha habitación han dado fe que dichas manchas han vuelto a aparecer.


Un fenómeno al cual nadie da explicación que se sostenga. Muchos han sido los investigadores que han intentado hallar restos de pinturas o similares como nitratos, cloruros, sales de plata, pero ha sido inútil, nadie ha podido demostrarlo, entre ellos ni siquiera al mismísimo Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España con estudios en el año 1975 y 1991 le resultó imposible esclarecer qué era lo que producían dichas imágenes.



Publicado por ©Pirmaky

1 comentario:

El Periódico de El Prat dijo...

Es un misterio bien curioso. Pero la nuevas caras, francamente no valen nada, son mas machas que otra cosa.
Creo que las producia la mente de María Gómez, y creo que es una habilidad del cerebro que todos tenemos, pero que no desarrollamos.