06 agosto 2020

Enola Gay, 75 años

El 6 de agosto de 1945 un bombardero llamado Enola Gay despegó de las islas Marianas con rumbo hacia Hiroshima.

Iba cargado de una bomba, la llamada Little Boy, una bomba atómica.

Fue arrojada a las 8:15 (hora de Hiroshima) y en instantes más de 100.000 personas murieron en el acto, otros miles murieron horas más tarde fruto de la radiación liberada por las bombas.


Pero a pesar de tanta tragedia y destrucción Japón no se rindió y Estados Unidos lanzó una segunda bomba atómica 3 días más tarde, el 9 de agosto, sobre Nagasaki.

 

Fue la llamada Fat Masn, lanzada desde un bombardero B-20, bautizado como Bockscar y pilotado por el Mayor Charles Sweeney, una bomba con el doble de potencia que Litte boy pero que gracias a la topografía de Nagasaki su alcance fue menor no obstante fueron cerca de 200.000 personas las afectadas entre muertos y heridos.

6 días más tarde, el 15 de Agosto, Japón se rindió incondicionalmente. La Segunda Guerra Mundial había acabado.

 

Hoy, 75 años más tarde, aún se dan nacimientos entre las familias japonesas con malformaciones por aquellas bombas.

 

Los bombardeos fueron ordenados por Truman, Presidente de Estados Unidos de América. El Enola Gay iba pilotado por el Coronel Paul Tibbets y el nombre del avión era el de su propia madre Enola Gay de Gordon Thomas. En su viaje iba acompañado por otros dos aviones, uno con instrumentos de medición y otro destinado a fotografiar el bombardeo.

 

Cuando el avión se retiraba, se oyó una voz que decía: “Dios mío, ¿qué hemos hecho?” era la voz de Bob Caron, artillero de cola del Enola. Sin embargo, la tripulación  en general siempre mantuvo el no lamentar el uso de la bomba atómica.


Paul Tibbets, piloto, declaró en una entrevista:

 

“Cuando estás en guerra vas a matar a mucha gente inocente a la vez, no recuerdo que hayamos peleado en una maldita contienda, en cualquier parte del mundo, donde no se aniquilara a inocentes. Se combate para vencer (...) No me plantea el más mínimo problema moral (...) Fue mala suerte haber estado allí. No tengo remordimientos, hice lo que me ordenaron y, en las mismas condiciones, lo volvería a hacer”.

 

No fue esta la actitud de Claude Robert Eat, otro de los tripulantes que pasó toda su vida atormentado por la acción de la que se sentía culpable, llegó a enloquecer e incluso intentando su propio suicidio, fue internado en un psiquiátrico.

George Zabelca, sacerdote que bendijo las bombas, se arrepintió y se volvió activo pacifista llegando a hacer una peregrinación hasta Tokyo para pedir perdón a los hibakushas, nombre que se les da a los supervivientes japoneses de las bombas y que literalmente significa persona bombardeada.  

 

Estas bombas fueron desarrolladas dentro de lo que se llamó Proyecto Manhattan, por Estados Unidos en colaboración con Reino Unido y Canadá.

Algunos historiadores justifican las bombas como la acción con menos muertos para finalizar la guerra, otros sin embargo consideran que la guerra estaba próxima a su fin y era solo cuestión de semanas.

 

 

“Cuando estalló la bomba alguien murió al momento, solo quedó la sombra de la persona”

(Takako Gokan, Superviviente del bombardeo)



©PyM

04 julio 2020

Manifestación Orgullo en Madrid on line






Esta semana se celebra el Orgullo gay. Una celebración atípica este año por el Covid-19 pero no menos importante. 

Y  es importante su celebración  porque a estas alturas de la película, siguen dándose actos agresivos ,  falta de respeto..., contra aquellas personas que deciden amar a alguien del mismo sexo. 

Hasta el día en que la normalidad sea no lo habitual, sino la libertad de elección, habrá que celebrar este día.

Este año la manifestación en Madrid será on line, a partir de las 19h. En este enlace la Web oficial del Orgullo en Madrid donde podréis asistir a la manifestación a favor del colectivo LGBT










©PyM


02 julio 2020

73 años del caso Roswell










El 2 de Julio de 1947, un granjero de Nuevo México, Mac Brazel, descubre disperso por su rancho, a unos 70 km de la base aérea de Roswell, unos objetos extraños. El 5 de Julio avisa al sheriff.  

El 8 de julio se encarga del tema el 509 escuadrón de bombarderos de la base aérea de Roswell al mando de Walter Haut, que como no estaban preparados ni tenían instrucciones para mantener la operación en secreto, hacen un comunicado a la prensa declarando haber recuperado restos de uno de esos “platillos volantes” que en aquellos días se hablaban en los distintos periódicos.

El diario Roswell Daily Record publicó que eran restos del tamaño de una mesa, con papel de plata, caucho, cintas adhesivas con diseños florales, varillas de madera y sin rastro de motor alguno.  Más tarde se dice que este material no era el de origen, sino que fue sustituido por la brigada americana cuando fueron a hacer la inspección.

El impacto de la noticia fue grande en todo el mundo. Las autoridades americanas tardaron únicamente unas horas en desmentir las noticias declarando que los restos eran simplemente de un globo meteorológico.
La noticia perduró unos días, pero acabó por cesar cualquier información sobre este incidente.
Pero años más tarde, en 1978, el físico nuclear Stanton Friedman en una entrevista acerca de sus trabajos ufólogos le dijo al director de una televisión de Luisiana que debía hablar con Jesse Marcel, porque según Friedman, este hombre había estado en el ejército y había tocado fragmentos de unos de esos supuestos platillos que se habían encontrado en Roswell. Fue entonces cuando las distintas especulaciones  volvieron a abrirse camino.


Investigadores y seguidores de la ufología buscaron testigos y estudiaron las informaciones que se lanzaron en 1947 y elaboraron múltiples hipótesis acerca de lo ocurrido. Hubo quien aseguró  que se recuperaron cuatro cuerpos.  El ingeniero Barney Barnett aseguró que pudo ver algunos cadáveres entre los restos y que alguno de ellos aún vivo sollozaba agonizante.

En 1995 el productor de televisión Ray Santilli asegura tener una película con la autopsia practicada a los tripulantes de las supuestas naves. Jack Banett, ex.cámara de las Fuerzas Aéreas, fue el presunto autor de esta grabación y a pesar de que la filmación fue destruida, existía  una copia que se había guardado celosamente. Esta cinta se proyectó en Londres el 5 de mayor de 1995. Hubo quien desacreditó la cinta y quien le dio crédito aumentando así la historia de Roswell.


El 24 de junio de 1997 el Pentágono en rueda de prensa volvió a ratificar que en Roswell, únicamente hubo un globo que se estrelló, un globo del Proyecto Mogul con el que EEUU pretendía espiar a la URSS, cosa que no tenía sentido ya que las primeras pruebas de este proyecto no fueron hasta el 1953 cuando comenzaron y el suceso recordemos fue en 1947.


El caso Roswell está ligado a la célebre y misteriosa Área 51, base de las Fuerzas Aéreas de Nellis, en el desierto de Nevada, inaccesible para la población. Se cree, que los restos del supuesto OVNI y extraterrestres se trasladaron al Área 51 y fueron custodiados y analizados en este lugar. Pero de este lugar, hablaremos otro día.







─Pirmaky, ¿tú crees que fueron extraterrestres lo que se encontraron?
─No
─Pues cuando tanta gente habla, tantos informes hay…
─No
─¿Te has quedado sin síes?
─No
─Pirmaky, qué constante te pones.




© PyM